Francisco agradece a los Representantes Pontificios por llevar la cercanía del Papa a los pueblos

Francisco agradece a los Representantes Pontificios por llevar la cercanía del Papa a los pueblos

El Santo Padre se reunió con los Representantes Pontificios este jueves 8 de septiembre en el marco del encuentro trienal en el Vaticano. El evento se extiende hasta el sábado 10. Actualmente, la Santa Sede cuenta con 167 colaboradores en la función diplomática que trabajan en las Nunciaturas o en la Secretaría de Estado.

Con la gratitud por haber venido hasta el Vaticano, afrontando no pocas dificultades, inicia el discurso del Santo Padre a los Representantes Pontificios, congregados del 7 al 10 de septiembre para su encuentro trienal. En la mañana del jueves 8 de septiembre, han participado en una audiencia con el Obispo de Roma.

El reencuentro tras el Covid-19 

El Pontífice recuerda que han pasado tres años desde la última reunión: “La tormenta de la pandemia de Covid-19, expresa, nos obligó a tener varias limitaciones en nuestra vida cotidiana y en nuestras actividades pastorales. Ahora parece que lo peor ha pasado, y gracias a Dios podemos volver a encontrarnos”.

No obstante, el Papa alerta que “lamentablemente, Europa y el mundo entero se ven sacudidos por una guerra de especial gravedad, tanto por la violación del derecho internacional, como por los riesgos de una escalada nuclear y por las graves consecuencias económicas y sociales. Se trata de una tercera guerra mundial ‘en pedazos’, de la que están siendo testigos en los lugares donde llevan a cabo su misión”.

El agradecimiento de Francisco

“Les agradezco todo lo que han hecho y hacen las Representaciones Pontificias en estas situaciones de sufrimiento. Han llevado a los pueblos y a las Iglesias la cercanía del Papa; han sido puntos de referencia en los momentos de mayor desconcierto y turbulencia.”

Bergoglio recuerda a los Nuncios Apostólicos Mons. Joseph Chennoth y Mons. Aldo Giordano, “que nos han dejado recientemente durante su servicio; así como a los que se han jubilado en los últimos tres años”, sostiene. “Estos queridos hermanos nuestros nos han precedido en el camino y nos invitan a mirar hacia adelante y hacia arriba”, reflexiona.

Los desafíos del tiempo presente y los que se vienen

Mirar hacia adelante: esa es la perspectiva que refuerza el Sucesor de Pedro, para avanzar en el trabajo, en la Iglesia y en el mundo de hoy, confiando en la gracia del Señor. 

“Como Iglesia estamos comprometidos en un camino sinodal que quisiera hacer crecer en el pueblo de Dios precisamente esta dimensión de la sinodalidad.”

Otro acontecimiento que se avizora en el horizonte: el Jubileo de 2025, cuyos preparativos han comenzado, aclara el Pontífice. “Como Curia Romana estamos comenzando a aplicar la Constitución Apostólica Praedicate Evangelium: nacida a través de un proceso de casi nueve años, también tardará en ser, por así decirlo, plenamente operativa”, subraya el Papa.

Por último, Francisco confía el encuentro y todas las intenciones del corazón a la intercesión de la Virgen María, en la fiesta de su Natividad, este 8 de septiembre, y abre el micrófono para las preguntas o sugerencias que los Representantes Pontificios deseen compartir.

(Tomado de Vatican News)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio